UNIDAD I. TEORIA DEL COMERCIO INTERNACIONAL
 

 
Principal
UNIDAD I. TEORIA DEL COMERCIO INTERNACIONAL
1.1 EL MERCANTILISMO.
El profesor Heckscher opina que el mercantilismo debe ser considerado como una fase de la historia de la política económica que contiene diversas medidas económicas encaminadas a conseguir la unificación política y el poderío nacional.

En primer lugar se destaca la formación de los Estados Nacionales y el sistema monetario, el proteccionismo se considera como un medio para ese fin. La intervención del Estado era una parte esencial de la doctrina mercantilista. Los que tenían a su cargo las funciones del gobierno aceptaban las nociones mercantilistas y ajustaban su política a ellas, porque en ellas veían medios para fortalecer a los Estados Absolutistas tanto contra los rivales extranjeros como contra los restos del feudalismo en el interior del país. La mayor parte de las medidas de política mercantilista adoptadas identificaron la ganancia de los comerciantes con el bien nacional, o sea con el fortalecimiento del poderío del reino.

Los mercantilistas pedían un Estado lo bastante fuerte para proteger los intereses comerciales y para destruir las barreras medievales que impedían la expansión del comercio; eran igualmente explícitos al sostener que el principio de reglamentación y restricción mismo eran una base esencial del Estado, pues el capital comercial necesitaba mercados mas amplios y estables, pero suficientemente protegidos para permitir una explotación segura.

El monopolio, la protección y la reglamentación por el Estado se mantuvieron durante mucho tiempo en el comercio exterior.

La noción de que la riqueza consiste en dinero o en oro y plata se explica por el hecho de que los metales preciosos, es decir, el dinero, es la primera forma de riqueza. En esta fase el concepto de riqueza se hace independientemente del de bienes o mercaderías que tienen valor de uso, para reaparecer en forma de acopio monetario con valor de cambio. El capitalismo comercial dio nuevo impulso a esta opinión mientras el comercio fue la fuerza dominante del desarrollo económico, la circulación de bienes o mercancías fue la esencia de la actividad económica. Su finalidad, la acumulación de dinero, correspondía a las ideas tradicionales de la riqueza y de los objetivos de la política nacional. “el horror a los bienes”, la preocupación exclusiva, casi fanática, de vender, caracteriza al pensamiento mercantilista. Este “horror a los bienes” se reveló de modo particular en la esfera del comercio exterior, y tuvo como consecuencia el que los mercantilistas buscaran un excedente de exportaciones, que en esencia era el deseo de crear un excedente de riqueza. El único excedente que los mercantilistas conocen se producía si había ganancia en las ventas al exterior y sin duda aumentaba la riqueza de un país. El ataque mercantilista contra las tasas elevadas de interés era natural en una época de gran escasez de fondos líquidos, de servicios bancarios rudimentarios y de antagonismo creciente entre los manufactureros, los orfebres y los grandes financieros comerciantes.
Imagen
1.2 TEORIA CLÁSICA

VENTAJA ABSOLUTA

Adam smith supone que el comercio internacional ocurre sólo cuando existe una ventaja absoluta, es decir, cuando el país que exporta un bien produce con el mismo número absoluto de horas hombre un volumen mayor de producción que cualquier rival.

Ejemplo

Inglaterra Portugal
Tela 100 hrs. 50 onzas de oro 90 hrs. 45 onzas de oro
vino 120 hrs. 60 onzas de oro 80 hrs. 40 onzas de oro

Del cuadro anterior se observa que Portugal es absolutamente más eficiente en las dos ramas de producción y, dado el valor del oro como 2 horas hombre por onza, (con una jornada de trabajo de 8 horas en Portugal los trabajadores tardarían 90/8 = 11.25 jornadas mientras que en Inglaterra tardarían 100/8 = 12.5 jornadas), esta mayor eficiencia se traduce directamente en ventaja absoluta de costos. Los capitalistas portugueses exportaran tela y vino e Inglaterra exportara oro a Portugal.

VENTAJA COMPARATIVA

David Ricardo formula la doctrina de la ventaja comparativa y muestra que aunque un país produzca los dos tipos de bienes tela y vino a precios más bajos, en términos absolutos que el resto del mundo, se puede beneficiar con el comercio internacional si los precios relativos de los bienes difieren entre países antes de que se establezca el comercio y cada país exportará el bien cuyo costo de producción relativo al otro bien o comparativo, es menor que en el otro país.

Ricardo pensaba que aunque un país pudiera producir a precios más baratos en términos absolutos, los precios relativos serian diferentes por las diferencias en los costos reales de producción entre países. Establece la validez de la teoría del valor trabajo que implica que el factor productivo determinante del valor de las mercancías es, directa e indirectamente el trabajo, por lo que concluye que los precios relativos de los bienes difieren entre países porque los costos relativos del trabajo difieren entre ellos. De esta manera la doctrina de la ventaja comparativa viene a ser la doctrina de los costos relativos del trabajo en el modelo ricardiano.

La doctrina de la ventaja comparativa dice: si el precio relativo del bien X es menor en el país 1 si (px/py)1< (px/py)2 este exportara dicho bien al país 2, es decir, el país 1 presenta ventaja comparativa en el bien X y el país 2 en el bien Y, por lo que cada país exportara al otro el bien en que presenta la ventaja comparativa. Para la doctrina de la ventaja comparativa, la diferencia de precios relativos entre países, (px/py)1 &#8800; (px/py)2 es una razón necesaria y suficiente para que el comercio internacional tenga lugar.

El teorema ricardiano del comercio internacional afirma que el país exportara aquel bien en que la productividad del trabajo, en términos relativos al otro bien, sea mayor que la del otro país. Es decir, las diferentes tecnologías entre países causan las diferencias en los precios relativos y por lo tanto son el determinante de la dirección del comercio.

Ejemplo

Estados Unidos (2) Inglaterra (1)
Trigo hora-hombre 6 Kg. 1 Kg.
Tela hora-hombre 3 mts. 2 mts.

El cuadro anterior muestra que Inglaterra tiene una desventaja absoluta con respecto a Estados Unidos en la producción de trigo y tela. Sin embargo, esta desventaja es menor en tela (2/3) que en trigo (1/6), por tanto Inglaterra tiene una ventaja comparativa con respecto a Estados Unidos en tela y una desventaja comparativa en trigo. Para Estados Unidos sucede lo contrario, es decir, tiene ventaja absoluta sobre Inglaterra en ambos bienes, pero esta ventaja es mayor en trigo (6/1) que en tela (3/2), así, Estados Unidos tiene una ventaja comparativa sobre Inglaterra en trigo y una desventaja comparativa en tela. Si Estados Unidos intercambiara trigo por tela con Inglaterra podría tener lugar un comercio mutuamente ventajoso.
Imagen
1.3 TEORÍA NEOCLÁSICA.

EL MODELO HECKSCHER-OHLIN.

En la perspectiva de la historia de las doctrinas económicas el modelo clásico del comercio internacional de David Ricardo sobrevivió prácticamente sin cambios importantes hasta la aparición de los trabajos de Eli Heckscher (1919) y Bertil Ohlin (1933), que han constituido la teoría neoclásica o moderna del comercio internacional. El determinante en la especialización y dirección del comercio internacional en el modelo Heckscher-Ohlin proviene de la proporción de los factores de producción en los países. La hipótesis básica se expresa en el teorema: un país exportará el bien que utiliza intensivamente, el factor que es relativamente abundante en ese país. Así, un país con abundancia relativa en capital tendrá una ventaja comparativa y exportará el bien intensivo en capital. El país con abundancia relativa de trabajo tendrá una ventaja comparativa y exportará el bien intensivo en trabajo.

En el modelo de dos países, dos bienes ( x, y) y dos factores capital ( C ) y trabajo (t), si suponemos que el país 1 es relativamente abundante en capital respecto al país 2, (c/t)1 > (c/t)2 y que ambos países tienen las mismas tecnologías para producir el bien x y para producir el bien Y; donde el bien X es relativamente intensivo en el uso del factor capital (c/t)x > (c/t)y entonces; (px/py)1 < (px/py)2 por lo tanto, el pais1 que es relativamente abundante en capital (bien x), y el país 2 que es relativamente abundante en trabajo producirá relativamente más barato el bien que utilice este factor en mayor proporción y por lo tanto exportará el bien intensivo en trabajo (bien y).
La teoría de la proporción de factores como determinante de la especialización internacional constituye la consecuencia lógica de un modelo de comercio que esta basado en los supuestos siguientes:

Condiciones de mercado:
• 2 países, dos bienes y dos factores de producción (capital y trabajo)
• competencia perfecta en los mercados
• libre comercio en los bienes y completa inmovilidad internacional de los factores
• no existen costos de transporte en el ámbito del comercio internacional.

Condiciones de oferta
• funciones de producción idénticas para la elaboración de un mismo bien en todos los países.
• Funciones de producción de rendimientos constantes a escala (para un proceso productivo el doble de insumos genera el doble de producción y cada factor presenta rendimientos decrecientes cuando este aumenta y los otos factores permanecen constantes.
• Ausencia de reversibilidad en la intensidad del uso de los factores en todo el rango relevante de precios relativos.

Condiciones de demanda
• Patrones de consumo idéntico (todos los bienes se consumen en proporciones iguales) entre países a cualquier conjunto de precios internacionales de los bienes.

imagen
1.4 NUEVAS TEORÍAS DEL COMERCIO INTERNACIONAL

LA SALIDA O DESAHOGO DEL EXCEDENTE

H. Mint desarrolla la teoría de salida de excedente como resultado de su análisis de las economías campesinas del sudeste de Asia y de África. Critica la teoría clásica del supuesto de pleno empleo y una dotación de recursos dados, porque no explica los patrones de comercio y crecimiento de las economías agrícolas exportadoras. El autor parte de una situación en la que no existe pleno empleo sino un superávit o excedente en la capacidad no utilizada del país, la cual puede utilizarse para incrementar la producción a través de la nueva demanda que origina la apertura al comercio internacional. En este sentido la teoría del desahogo o salida del excedente apoya el argumento clásico y neoclásico de las ganancias del comercio, pues las economías primario exportadoras no enfrentan la disyuntiva de utilizar los recursos ociosos para exportación o consumo interno, ya que la alternativa real era utilizar el excedente de recursos en la producción para exportación o dejarlos ociosos

DISPONIBILIDAD DE RECURSOS ESCASOS

I. B. Kravis parte de que los países disponen de recursos escasos como por ejemplo campos de petróleo, minas de cobre o cultivos para explicar como la disponibilidad de un recurso natural escaso en algunos países puede explicar su especialización en el comercio internacional sin necesidad de recurrir a la teoría neoclásica de la dotación de factores productivos, lo que significa que esta no toma en cuenta la dotación de insumos o recursos naturales sino sólo los factores. La teoría de la disponibilidad de recursos cuando estos son no renovables presenta un campo que debiera desarrollarse no sólo en la perspectiva de la teoría del comercio internacional, sino integrada a la teoría del crecimiento económico.

CORRIENTE DE NUEVOS PRODUCTOS Y LA BRECHA EN LA IMITACION TECNOLOGICA.

M. V. Posner en su teoría elimina el supuesto que establece el modelo H-O de funciones de producción idénticas entre países, y destaca las diferencias de conocimiento tecnológico entre países como el principal factor que determina el patrón y la dirección del comercio internacional. Establece que la generación de una corriente de nuevos productos como resultado de la investigación científica, implica que el país innovador disfrute de un monopolio temporal hasta que los demás países, que los tienen que importar “aprenden” a producirlos. El comercio y el monopolio del país innovador tienen un horizonte temporal determinado por la duración de la brecha en la imitación tecnológica. La teoría de la proporción de factores o de la productividad relativa del trabajo esta limitada para explicar la corriente permanente y continua de exportaciones de nuevos productos. Por ejemplo Estados Unidos y Japón exportan nuevos productos por que su ventaja radica en la tasa de crecimiento y dirección del proceso de innovación tecnológica, el cual es intensivo en el gasto en investigación y desarrollo.

EL CICLO DEL PRODUCTO Y EL CICLO DEL COMERCIO

La teoría de R. Vernon del ciclo del producto es una extensión de la teoría de nuevos productos y la brecha en la imitación tecnológica, ya que analiza la evolución completa en el ciclo del producto y encuentra que la brecha en la imitación la cierra el propio país innovador, que traslada su producción en una determinada etapa de la evolución del producto al resto del mundo. Los principales elementos que determinan la especialización internacional en manufacturas para la teoría del ciclo del producto son:
• La tasa de innovación de nuevos productos y nuevos procesos
• Los efectos de economías de escala
• La dinámica y estado del conocimiento (el conocimiento no es un bien libre)
• La incertidumbre para influir sobre los patrones de comercio.

Vernon descubre tres etapas en el ciclo del producto: producto nuevo, producto en maduración y producto estandarizado. En la primera etapa: producto nuevo la demanda es inelástica debido al alto grado de diferenciación del producto y a la característica monopólica u oligopolica de su producción. El alto grado de incertidumbre sobre las dimensiones del mercado, así como las especificaciones de los insumos y del producto, implica un bajo nivel de producción y una comunicación continua con los consumidores y proveedores de insumos. El productor busca el mejor grado de flexibilidad en el manejo de su proceso productivo y caracterización del producto.

En la etapa: producto en maduración la demanda es más elástica porque ha aumentado el grado de estandarización del producto. Las necesidades de flexibilidad en el proceso productivo empieza a decrecer y se abren las posibilidades técnicas de economías de escala a través de la producción masiva y de la búsqueda de un proceso especial para el largo plazo. La reducción de la incertidumbre respecto al mercado, el proceso productivo y el mismo producto conducen a la empresa a invertir en proyectos para reducir los costos, en esta etapa el productor innovador invierte en los países desarrollados a través de empresas transnacionales, en donde encuentra una demanda para su producto similar al de su país pues los costos de producción mas el costo de transporte resultan mayores que el costo medio de producción en los países desarrollados.

En la etapa: producto estandarizado la elasticidad de la demanda es muy alta y dado el grado de estandarización del producto uno de los principales objetivos de la empresa es reducir costos. Los países en desarrollo presentan una ventaja en la localización por el bajo costo de la mano de obra, lo que induce a reorientar la inversión a estos países. Del ciclo del producto se deriva el ciclo de comercio a inversión internacional. La siguiente grafica muestra este proceso.


Donde:
I El país innovador exporta a todo el mundo
II El país innovador exporta a los países desarrollados y los países desarrollados producen el nuevo producto para sus mercados internos a través de filiales de las empresas trasnacionales del país innovador
III Las filiales de los países desarrollados inician la exportación a los países en desarrollo y el país innovador disminuye su exportación a estos países.
IV Los países desarrollados inician su exportación al país innovador pues ya se ha logrado un alto grado de estandarización del producto.
V Los países en desarrollo exportan al país innovador.

LA DEMANDA REPRESENTATIVA

S. Lindar encuentra que mientras el comercio internacional de productos primarios se explica principalmente por la diferencias en la dotación de los factores productivos entre los países, el comercio de productos manufacturados se explica sobre todo por la similitud en los patrones de demanda entre los países que comercian. Esta teoría difiere de la teoría de H-O en que no solo las funciones de producción son diferentes entre los países sino también los patrones de demanda o preferencias de los consumidores.

Las diferencias en las funciones de producción se presentan más que en la tecnología de producción, en la diferenciación de los productos que se generan. Las diferencias en los patrones de demanda están asociadas a los niveles de ingresos per cápita y es un elemento central para explicar la especialización del comercio en productos manufacturados.

El argumento de Linder se resume en los siguientes términos: las industrias se desarrollan en un país por la existencia de un mercado interno potencial, y la industria estará capacitada para exportar cuando el mercado interno se haya expandido a la escala suficiente como para que la industria sea competitiva en los mercados mundiales. La exportación es la etapa final y no la inicial en la evolución típica de un mercado en expansión. El comercio internacional es realmente una nueva extensión de las fronteras nacionales de los países, dada la dinámica hacia la expansión de su propia actividad económica. Los mercados extranjeros mas importantes para un país exportador de manufacturas se encuentran en países con similares patrones de demanda lo que significa que sus ingresos per capita son similares. Por otro lado, la intensidad del comercio entre dos países será mayor entre mas similares sean sus niveles de ingreso per cápita, en otras palabras, la demanda representativa es la condición necesaria para que potencialmente un bien pueda ser exportado.

Dentro de los productos manufacturados, un país tiene un rango de exportaciones. Este rango de productos exportables esta determinado por la existencia y las características de la demanda interna. Es una condición necesaria, pero no suficiente, que un producto sea consumido en el país para que este sea potencialmente un producto exportable. Esto es lo que Linder se refiere como la “demanda representativa” o condición necesaria para que un bien sea potencialmente un producto de exportación. La otra condición para realizar la exportación potencial es dirigirse a los mercados donde los niveles de ingreso per capita sean similares.

LAS VENTAJAS COMPETITIVAS.

La investigación revela que la mejor manera en que las empresas pueden lograr una ventaja competitiva consiste en hacer innovaciones. A menudo esto se logra mediante un mejoramiento constante de los bienes y servicios. Otra manera en que las empresas internacionales conservan su ventaja competitiva consiste en hacer obsoletas las innovaciones, es decir, desarrollan un nuevo producto que reemplace al anterior. En opinión de Michael Porter hay cuatro atributos generales que individual e interactivamente rigen la ventaja competitiva a nivel nacional: condiciones de factor, condiciones de demanda, industrias conexas y de soporte, y el ambiente donde compiten las organizaciones. El siguiente esquema muestra estos atributos:



Condiciones de factor.
Según la teoría básica del comercio internacional, un país exportara los bienes que aprovechan al máximo las condiciones de factor que posee en cantidades importantes. No obstante, la teoría del comercio internacional se limita en aprovechar uno de los factores básicos. A fin de conservar una posición competitiva, un país ha de mejorar o ajustar constantemente sus condiciones de factor. Así Dinamarca cuenta con hospitales que se especializan en el estudio y el tratamiento de la diabetes; también es el principal exportador de insulina a nivel mundial, ha creado factores especializados y luego los ha ido mejorando; de ese modo conserva el primer lugar en el sector de atención medica. En ocasiones los países crean las condiciones de factor que necesitan. Los japoneses tienen que importar muchas materias primas, pero gracias a métodos de producción justo a tiempo, los principales fabricantes han conseguido la cantidad de recursos que necesitan tener a la mano, y, al mismo tiempo, aumentar su productividad total.

Condición de demanda.
Porter señala que la ventaja competitiva de un país se fortalece si sus bienes y servicios tienen una gran demanda a nivel local. La demanda ofrece varios beneficios. Le ayuda al vendedor a saber lo que los compradores desean. Si es preciso hacer cambios, el vendedor local se entera a tiempo y puede ajustar o innovar para el mercado antes que los competidores situados lejos de allí puedan responder.

Industrias conexas y de soporte.
Cuando los proveedores están situados cerca del productor, las empresas a menudo ofrecen insumos baratos que no están al alcance de los competidores distantes. Además, los proveedores saben lo que esta sucediendo en las industrias y se encuentran en condiciones de pronosticar cambios y de responder a ellos. Al compartir esa información con el productor le ayudan a no perder su posición competitiva.

Estructura, estrategia y rivalidad de las empresas.
Es el contexto dentro del cual, las compañías se crean, organizan y administran, así como la naturaleza de la rivalidad a nivel nacional. Las naciones tienden a progresar en las industrias donde las prácticas gerenciales favorecidas por el ambiente nacional son apropiadas para las fuentes de la ventaja competitiva. Una fuerte rivalidad domestica y la ventaja competitiva guarda relación entre si. La cercanía de una de otra aumenta la rivalidad entre las empresas y esto incrementa la competitividad empresarial local.
1.4 NUEVAS TEORÍAS DEL COMERCIO INTERNACIONAL

LA SALIDA O DESAHOGO DEL EXCEDENTE

H. Mint desarrolla la teoría de salida de excedente como resultado de su análisis de las economías campesinas del sudeste de Asia y de África. Critica la teoría clásica del supuesto de pleno empleo y una dotación de recursos dados, porque no explica los patrones de comercio y crecimiento de las economías agrícolas exportadoras. El autor parte de una situación en la que no existe pleno empleo sino un superávit o excedente en la capacidad no utilizada del país, la cual puede utilizarse para incrementar la producción a través de la nueva demanda que origina la apertura al comercio internacional. En este sentido la teoría del desahogo o salida del excedente apoya el argumento clásico y neoclásico de las ganancias del comercio, pues las economías primario exportadoras no enfrentan la disyuntiva de utilizar los recursos ociosos para exportación o consumo interno, ya que la alternativa real era utilizar el excedente de recursos en la producción para exportación o dejarlos ociosos

DISPONIBILIDAD DE RECURSOS ESCASOS

I. B. Kravis parte de que los países disponen de recursos escasos como por ejemplo campos de petróleo, minas de cobre o cultivos para explicar como la disponibilidad de un recurso natural escaso en algunos países puede explicar su especialización en el comercio internacional sin necesidad de recurrir a la teoría neoclásica de la dotación de factores productivos, lo que significa que esta no toma en cuenta la dotación de insumos o recursos naturales sino sólo los factores. La teoría de la disponibilidad de recursos cuando estos son no renovables presenta un campo que debiera desarrollarse no sólo en la perspectiva de la teoría del comercio internacional, sino integrada a la teoría del crecimiento económico.

CORRIENTE DE NUEVOS PRODUCTOS Y LA BRECHA EN LA IMITACION TECNOLOGICA.

M. V. Posner en su teoría elimina el supuesto que establece el modelo H-O de funciones de producción idénticas entre países, y destaca las diferencias de conocimiento tecnológico entre países como el principal factor que determina el patrón y la dirección del comercio internacional. Establece que la generación de una corriente de nuevos productos como resultado de la investigación científica, implica que el país innovador disfrute de un monopolio temporal hasta que los demás países, que los tienen que importar “aprenden” a producirlos. El comercio y el monopolio del país innovador tienen un horizonte temporal determinado por la duración de la brecha en la imitación tecnológica. La teoría de la proporción de factores o de la productividad relativa del trabajo esta limitada para explicar la corriente permanente y continua de exportaciones de nuevos productos. Por ejemplo Estados Unidos y Japón exportan nuevos productos por que su ventaja radica en la tasa de crecimiento y dirección del proceso de innovación tecnológica, el cual es intensivo en el gasto en investigación y desarrollo.

EL CICLO DEL PRODUCTO Y EL CICLO DEL COMERCIO

La teoría de R. Vernon del ciclo del producto es una extensión de la teoría de nuevos productos y la brecha en la imitación tecnológica, ya que analiza la evolución completa en el ciclo del producto y encuentra que la brecha en la imitación la cierra el propio país innovador, que traslada su producción en una determinada etapa de la evolución del producto al resto del mundo. Los principales elementos que determinan la especialización internacional en manufacturas para la teoría del ciclo del producto son:
• La tasa de innovación de nuevos productos y nuevos procesos
• Los efectos de economías de escala
• La dinámica y estado del conocimiento (el conocimiento no es un bien libre)
• La incertidumbre para influir sobre los patrones de comercio.

Vernon descubre tres etapas en el ciclo del producto: producto nuevo, producto en maduración y producto estandarizado. En la primera etapa: producto nuevo la demanda es inelástica debido al alto grado de diferenciación del producto y a la característica monopólica u oligopolica de su producción. El alto grado de incertidumbre sobre las dimensiones del mercado, así como las especificaciones de los insumos y del producto, implica un bajo nivel de producción y una comunicación continua con los consumidores y proveedores de insumos. El productor busca el mejor grado de flexibilidad en el manejo de su proceso productivo y caracterización del producto.

En la etapa: producto en maduración la demanda es más elástica porque ha aumentado el grado de estandarización del producto. Las necesidades de flexibilidad en el proceso productivo empieza a decrecer y se abren las posibilidades técnicas de economías de escala a través de la producción masiva y de la búsqueda de un proceso especial para el largo plazo. La reducción de la incertidumbre respecto al mercado, el proceso productivo y el mismo producto conducen a la empresa a invertir en proyectos para reducir los costos, en esta etapa el productor innovador invierte en los países desarrollados a través de empresas transnacionales, en donde encuentra una demanda para su producto similar al de su país pues los costos de producción mas el costo de transporte resultan mayores que el costo medio de producción en los países desarrollados.

En la etapa: producto estandarizado la elasticidad de la demanda es muy alta y dado el grado de estandarización del producto uno de los principales objetivos de la empresa es reducir costos. Los países en desarrollo presentan una ventaja en la localización por el bajo costo de la mano de obra, lo que induce a reorientar la inversión a estos países. Del ciclo del producto se deriva el ciclo de comercio a inversión internacional. La siguiente grafica muestra este proceso.


Donde:
I El país innovador exporta a todo el mundo
II El país innovador exporta a los países desarrollados y los países desarrollados producen el nuevo producto para sus mercados internos a través de filiales de las empresas trasnacionales del país innovador
III Las filiales de los países desarrollados inician la exportación a los países en desarrollo y el país innovador disminuye su exportación a estos países.
IV Los países desarrollados inician su exportación al país innovador pues ya se ha logrado un alto grado de estandarización del producto.
V Los países en desarrollo exportan al país innovador.

LA DEMANDA REPRESENTATIVA

S. Lindar encuentra que mientras el comercio internacional de productos primarios se explica principalmente por la diferencias en la dotación de los factores productivos entre los países, el comercio de productos manufacturados se explica sobre todo por la similitud en los patrones de demanda entre los países que comercian. Esta teoría difiere de la teoría de H-O en que no solo las funciones de producción son diferentes entre los países sino también los patrones de demanda o preferencias de los consumidores.

Las diferencias en las funciones de producción se presentan más que en la tecnología de producción, en la diferenciación de los productos que se generan. Las diferencias en los patrones de demanda están asociadas a los niveles de ingresos per cápita y es un elemento central para explicar la especialización del comercio en productos manufacturados.

El argumento de Linder se resume en los siguientes términos: las industrias se desarrollan en un país por la existencia de un mercado interno potencial, y la industria estará capacitada para exportar cuando el mercado interno se haya expandido a la escala suficiente como para que la industria sea competitiva en los mercados mundiales. La exportación es la etapa final y no la inicial en la evolución típica de un mercado en expansión. El comercio internacional es realmente una nueva extensión de las fronteras nacionales de los países, dada la dinámica hacia la expansión de su propia actividad económica. Los mercados extranjeros mas importantes para un país exportador de manufacturas se encuentran en países con similares patrones de demanda lo que significa que sus ingresos per capita son similares. Por otro lado, la intensidad del comercio entre dos países será mayor entre mas similares sean sus niveles de ingreso per cápita, en otras palabras, la demanda representativa es la condición necesaria para que potencialmente un bien pueda ser exportado.

Dentro de los productos manufacturados, un país tiene un rango de exportaciones. Este rango de productos exportables esta determinado por la existencia y las características de la demanda interna. Es una condición necesaria, pero no suficiente, que un producto sea consumido en el país para que este sea potencialmente un producto exportable. Esto es lo que Linder se refiere como la “demanda representativa” o condición necesaria para que un bien sea potencialmente un producto de exportación. La otra condición para realizar la exportación potencial es dirigirse a los mercados donde los niveles de ingreso per capita sean similares.

LAS VENTAJAS COMPETITIVAS.

La investigación revela que la mejor manera en que las empresas pueden lograr una ventaja competitiva consiste en hacer innovaciones. A menudo esto se logra mediante un mejoramiento constante de los bienes y servicios. Otra manera en que las empresas internacionales conservan su ventaja competitiva consiste en hacer obsoletas las innovaciones, es decir, desarrollan un nuevo producto que reemplace al anterior. En opinión de Michael Porter hay cuatro atributos generales que individual e interactivamente rigen la ventaja competitiva a nivel nacional: condiciones de factor, condiciones de demanda, industrias conexas y de soporte, y el ambiente donde compiten las organizaciones. El siguiente esquema muestra estos atributos:



Condiciones de factor.
Según la teoría básica del comercio internacional, un país exportara los bienes que aprovechan al máximo las condiciones de factor que posee en cantidades importantes. No obstante, la teoría del comercio internacional se limita en aprovechar uno de los factores básicos. A fin de conservar una posición competitiva, un país ha de mejorar o ajustar constantemente sus condiciones de factor. Así Dinamarca cuenta con hospitales que se especializan en el estudio y el tratamiento de la diabetes; también es el principal exportador de insulina a nivel mundial, ha creado factores especializados y luego los ha ido mejorando; de ese modo conserva el primer lugar en el sector de atención medica. En ocasiones los países crean las condiciones de factor que necesitan. Los japoneses tienen que importar muchas materias primas, pero gracias a métodos de producción justo a tiempo, los principales fabricantes han conseguido la cantidad de recursos que necesitan tener a la mano, y, al mismo tiempo, aumentar su productividad total.

Condición de demanda.
Porter señala que la ventaja competitiva de un país se fortalece si sus bienes y servicios tienen una gran demanda a nivel local. La demanda ofrece varios beneficios. Le ayuda al vendedor a saber lo que los compradores desean. Si es preciso hacer cambios, el vendedor local se entera a tiempo y puede ajustar o innovar para el mercado antes que los competidores situados lejos de allí puedan responder.

Industrias conexas y de soporte.
Cuando los proveedores están situados cerca del productor, las empresas a menudo ofrecen insumos baratos que no están al alcance de los competidores distantes. Además, los proveedores saben lo que esta sucediendo en las industrias y se encuentran en condiciones de pronosticar cambios y de responder a ellos. Al compartir esa información con el productor le ayudan a no perder su posición competitiva.

Estructura, estrategia y rivalidad de las empresas.
Es el contexto dentro del cual, las compañías se crean, organizan y administran, así como la naturaleza de la rivalidad a nivel nacional. Las naciones tienden a progresar en las industrias donde las prácticas gerenciales favorecidas por el ambiente nacional son apropiadas para las fuentes de la ventaja competitiva. Una fuerte rivalidad domestica y la ventaja competitiva guarda relación entre si. La cercanía de una de otra aumenta la rivalidad entre las empresas y esto incrementa la competitividad empresarial local.
1.4 NUEVAS TEORÍAS DEL COMERCIO INTERNACIONAL

LA SALIDA O DESAHOGO DEL EXCEDENTE

H. Mint desarrolla la teoría de salida de excedente como resultado de su análisis de las economías campesinas del sudeste de Asia y de África. Critica la teoría clásica del supuesto de pleno empleo y una dotación de recursos dados, porque no explica los patrones de comercio y crecimiento de las economías agrícolas exportadoras. El autor parte de una situación en la que no existe pleno empleo sino un superávit o excedente en la capacidad no utilizada del país, la cual puede utilizarse para incrementar la producción a través de la nueva demanda que origina la apertura al comercio internacional. En este sentido la teoría del desahogo o salida del excedente apoya el argumento clásico y neoclásico de las ganancias del comercio, pues las economías primario exportadoras no enfrentan la disyuntiva de utilizar los recursos ociosos para exportación o consumo interno, ya que la alternativa real era utilizar el excedente de recursos en la producción para exportación o dejarlos ociosos

DISPONIBILIDAD DE RECURSOS ESCASOS

I. B. Kravis parte de que los países disponen de recursos escasos como por ejemplo campos de petróleo, minas de cobre o cultivos para explicar como la disponibilidad de un recurso natural escaso en algunos países puede explicar su especialización en el comercio internacional sin necesidad de recurrir a la teoría neoclásica de la dotación de factores productivos, lo que significa que esta no toma en cuenta la dotación de insumos o recursos naturales sino sólo los factores. La teoría de la disponibilidad de recursos cuando estos son no renovables presenta un campo que debiera desarrollarse no sólo en la perspectiva de la teoría del comercio internacional, sino integrada a la teoría del crecimiento económico.

CORRIENTE DE NUEVOS PRODUCTOS Y LA BRECHA EN LA IMITACION TECNOLOGICA.

M. V. Posner en su teoría elimina el supuesto que establece el modelo H-O de funciones de producción idénticas entre países, y destaca las diferencias de conocimiento tecnológico entre países como el principal factor que determina el patrón y la dirección del comercio internacional. Establece que la generación de una corriente de nuevos productos como resultado de la investigación científica, implica que el país innovador disfrute de un monopolio temporal hasta que los demás países, que los tienen que importar “aprenden” a producirlos. El comercio y el monopolio del país innovador tienen un horizonte temporal determinado por la duración de la brecha en la imitación tecnológica. La teoría de la proporción de factores o de la productividad relativa del trabajo esta limitada para explicar la corriente permanente y continua de exportaciones de nuevos productos. Por ejemplo Estados Unidos y Japón exportan nuevos productos por que su ventaja radica en la tasa de crecimiento y dirección del proceso de innovación tecnológica, el cual es intensivo en el gasto en investigación y desarrollo.

EL CICLO DEL PRODUCTO Y EL CICLO DEL COMERCIO

La teoría de R. Vernon del ciclo del producto es una extensión de la teoría de nuevos productos y la brecha en la imitación tecnológica, ya que analiza la evolución completa en el ciclo del producto y encuentra que la brecha en la imitación la cierra el propio país innovador, que traslada su producción en una determinada etapa de la evolución del producto al resto del mundo. Los principales elementos que determinan la especialización internacional en manufacturas para la teoría del ciclo del producto son:
• La tasa de innovación de nuevos productos y nuevos procesos
• Los efectos de economías de escala
• La dinámica y estado del conocimiento (el conocimiento no es un bien libre)
• La incertidumbre para influir sobre los patrones de comercio.

Vernon descubre tres etapas en el ciclo del producto: producto nuevo, producto en maduración y producto estandarizado. En la primera etapa: producto nuevo la demanda es inelástica debido al alto grado de diferenciación del producto y a la característica monopólica u oligopolica de su producción. El alto grado de incertidumbre sobre las dimensiones del mercado, así como las especificaciones de los insumos y del producto, implica un bajo nivel de producción y una comunicación continua con los consumidores y proveedores de insumos. El productor busca el mejor grado de flexibilidad en el manejo de su proceso productivo y caracterización del producto.

En la etapa: producto en maduración la demanda es más elástica porque ha aumentado el grado de estandarización del producto. Las necesidades de flexibilidad en el proceso productivo empieza a decrecer y se abren las posibilidades técnicas de economías de escala a través de la producción masiva y de la búsqueda de un proceso especial para el largo plazo. La reducción de la incertidumbre respecto al mercado, el proceso productivo y el mismo producto conducen a la empresa a invertir en proyectos para reducir los costos, en esta etapa el productor innovador invierte en los países desarrollados a través de empresas transnacionales, en donde encuentra una demanda para su producto similar al de su país pues los costos de producción mas el costo de transporte resultan mayores que el costo medio de producción en los países desarrollados.

En la etapa: producto estandarizado la elasticidad de la demanda es muy alta y dado el grado de estandarización del producto uno de los principales objetivos de la empresa es reducir costos. Los países en desarrollo presentan una ventaja en la localización por el bajo costo de la mano de obra, lo que induce a reorientar la inversión a estos países. Del ciclo del producto se deriva el ciclo de comercio a inversión internacional. La siguiente grafica muestra este proceso.


Donde:
I El país innovador exporta a todo el mundo
II El país innovador exporta a los países desarrollados y los países desarrollados producen el nuevo producto para sus mercados internos a través de filiales de las empresas trasnacionales del país innovador
III Las filiales de los países desarrollados inician la exportación a los países en desarrollo y el país innovador disminuye su exportación a estos países.
IV Los países desarrollados inician su exportación al país innovador pues ya se ha logrado un alto grado de estandarización del producto.
V Los países en desarrollo exportan al país innovador.

LA DEMANDA REPRESENTATIVA

S. Lindar encuentra que mientras el comercio internacional de productos primarios se explica principalmente por la diferencias en la dotación de los factores productivos entre los países, el comercio de productos manufacturados se explica sobre todo por la similitud en los patrones de demanda entre los países que comercian. Esta teoría difiere de la teoría de H-O en que no solo las funciones de producción son diferentes entre los países sino también los patrones de demanda o preferencias de los consumidores.

Las diferencias en las funciones de producción se presentan más que en la tecnología de producción, en la diferenciación de los productos que se generan. Las diferencias en los patrones de demanda están asociadas a los niveles de ingresos per cápita y es un elemento central para explicar la especialización del comercio en productos manufacturados.

El argumento de Linder se resume en los siguientes términos: las industrias se desarrollan en un país por la existencia de un mercado interno potencial, y la industria estará capacitada para exportar cuando el mercado interno se haya expandido a la escala suficiente como para que la industria sea competitiva en los mercados mundiales. La exportación es la etapa final y no la inicial en la evolución típica de un mercado en expansión. El comercio internacional es realmente una nueva extensión de las fronteras nacionales de los países, dada la dinámica hacia la expansión de su propia actividad económica. Los mercados extranjeros mas importantes para un país exportador de manufacturas se encuentran en países con similares patrones de demanda lo que significa que sus ingresos per capita son similares. Por otro lado, la intensidad del comercio entre dos países será mayor entre mas similares sean sus niveles de ingreso per cápita, en otras palabras, la demanda representativa es la condición necesaria para que potencialmente un bien pueda ser exportado.

Dentro de los productos manufacturados, un país tiene un rango de exportaciones. Este rango de productos exportables esta determinado por la existencia y las características de la demanda interna. Es una condición necesaria, pero no suficiente, que un producto sea consumido en el país para que este sea potencialmente un producto exportable. Esto es lo que Linder se refiere como la “demanda representativa” o condición necesaria para que un bien sea potencialmente un producto de exportación. La otra condición para realizar la exportación potencial es dirigirse a los mercados donde los niveles de ingreso per capita sean similares.

LAS VENTAJAS COMPETITIVAS.

La investigación revela que la mejor manera en que las empresas pueden lograr una ventaja competitiva consiste en hacer innovaciones. A menudo esto se logra mediante un mejoramiento constante de los bienes y servicios. Otra manera en que las empresas internacionales conservan su ventaja competitiva consiste en hacer obsoletas las innovaciones, es decir, desarrollan un nuevo producto que reemplace al anterior. En opinión de Michael Porter hay cuatro atributos generales que individual e interactivamente rigen la ventaja competitiva a nivel nacional: condiciones de factor, condiciones de demanda, industrias conexas y de soporte, y el ambiente donde compiten las organizaciones. El siguiente esquema muestra estos atributos:



Condiciones de factor.
Según la teoría básica del comercio internacional, un país exportara los bienes que aprovechan al máximo las condiciones de factor que posee en cantidades importantes. No obstante, la teoría del comercio internacional se limita en aprovechar uno de los factores básicos. A fin de conservar una posición competitiva, un país ha de mejorar o ajustar constantemente sus condiciones de factor. Así Dinamarca cuenta con hospitales que se especializan en el estudio y el tratamiento de la diabetes; también es el principal exportador de insulina a nivel mundial, ha creado factores especializados y luego los ha ido mejorando; de ese modo conserva el primer lugar en el sector de atención medica. En ocasiones los países crean las condiciones de factor que necesitan. Los japoneses tienen que importar muchas materias primas, pero gracias a métodos de producción justo a tiempo, los principales fabricantes han conseguido la cantidad de recursos que necesitan tener a la mano, y, al mismo tiempo, aumentar su productividad total.

Condición de demanda.
Porter señala que la ventaja competitiva de un país se fortalece si sus bienes y servicios tienen una gran demanda a nivel local. La demanda ofrece varios beneficios. Le ayuda al vendedor a saber lo que los compradores desean. Si es preciso hacer cambios, el vendedor local se entera a tiempo y puede ajustar o innovar para el mercado antes que los competidores situados lejos de allí puedan responder.

Industrias conexas y de soporte.
Cuando los proveedores están situados cerca del productor, las empresas a menudo ofrecen insumos baratos que no están al alcance de los competidores distantes. Además, los proveedores saben lo que esta sucediendo en las industrias y se encuentran en condiciones de pronosticar cambios y de responder a ellos. Al compartir esa información con el productor le ayudan a no perder su posición competitiva.

Estructura, estrategia y rivalidad de las empresas.
Es el contexto dentro del cual, las compañías se crean, organizan y administran, así como la naturaleza de la rivalidad a nivel nacional. Las naciones tienden a progresar en las industrias donde las prácticas gerenciales favorecidas por el ambiente nacional son apropiadas para las fuentes de la ventaja competitiva. Una fuerte rivalidad domestica y la ventaja competitiva guarda relación entre si. La cercanía de una de otra aumenta la rivalidad entre las empresas y esto incrementa la competitividad empresarial local.